Descripción

Montaña Clara es un edificio de grandes dimensiones, aproximadamente 1400×1500 m y una altura de 256 m, con una amplio cráter abierto hacia el norte de unos 700m de diámetro. El edificio está erosionado por el mar y en los acantilados se puede observar su evolución genética, que comenzó siendo hidromagmática y terminó su construcción con algunas fases eruptivas magmáticas. La secuencia surtseyana incluye una compleja secuencia de oleadas piroclásticas de carácter surtseyano, capas laminadas con lapilli acrecional y huellas y estructuras y bombas de impacto. La fase magmática se caracteriza por la emisión de lavas que afloran únicamente en los cráteres y en el Roque del Oeste. En el dorso del edifico afloran los diques de alimentación del sistema volcánico, que resaltan visualmente debido a su color negro intenso frente al color amarillo de los materiales palagonitizados que constituyen el edificio.

Interés principal del LIG de tipo volcanológico y secundario de tipo geomorfológico y estratigráfico. Se trata de un edificio en muy buen estado de conservación en el que la erosión marina permite observar la transición del volcanismo submarino al subaéro. El contraste de color y dureza de los depósitos hidromagmáticos y las lavas y diques repercuten en un impacto visual de gran espectacularidad.