Descripción

Este LIG incluye los conos emplazados durante las fases iniciales y finales de la erupción de Timanfaya. El cono de piroclastos de la Caldera de Los Cuervos es el edificio generado el 1º de septiembre de 1730 que dio lugar al inicio de la erupción de Timanfaya, que se prolongó durante más de seis años. Constituye un edificio de piroclastos soldados (spatter) con un amplio y único cráter donde se alojó una charca de lava; el desalojo repentino de la lava del interior del cráter dio lugar a la formación de un espectacular bloque errático que se ubica sobre las coladas a unos 200 m del portillo de apertura del centro emisor. La Caldera Colorada, ubicada en su proximidad, corresponde al último edificio construido durante la fase final de la erupción en abril de 1736. Posee un cráter sumital ocupado por potentes masas de lava, fracturadas, basculadas y rotas como consecuencia de su drenaje súbito al romper uno de los bordes del cráter. Alrededor del cono se observan numerosas bombas volcánicas de gran tamaño, algunas de las cuales aún conservan el cráter de impacto. Estructuralmente ambos conos se encuentran situados sobre las dos grandes fracturas que articularon la erupción. En ambos se encuentran abundantes xenolitos.

Su interés principal es de tipo volcanológico, pero además tiene interés petrológico, geomorfológico y estructural. Son los centros de emisión representativos del comienzo y el fin de la erupción histórica más grande de canarias. Alrededor del cono de Caldera Colorada existe un sendero autoguiado a lo largo del cual se explican diversos aspectos de la volcanología de la zona.