Descripción

El LIG de La Santa está formado por depósitos marinos litorales (areniscas y gravas carbonáticas tipo grainstone) que contienen abundantes fósiles, como corales de la especie Siderastraea radians, correspondientes al último interglaciar (Eemiense). Esta es la localidad más septentrional en el Atlántico donde se localiza esta especie de coral que marca el cambio climático de carácter cálido más acusado del Pleistoceno superior, así como un nivel del mar más alto que en la actualidad. Además, son muy numerosos los fósiles de gasterópodos, bivalvos, equinodermos, serpúlidos, algas, etc. que en su mayoría están fragmentados. Otra singularidad de este lugar es la propia isla de La Santa, que está formada por los restos de una colada basáltica de tipo aa, con una playa circundante de bloques. La Santa en la actualidad está conectada a la isla de Lanzarote de forma artificial por varias carreteras que favorecen la colmatación del surco de separación.

Interés principal de tipo paleontológico y secundario de tipo sedimentológico. Es una localidad de referencia para los estudios paleoclimáticos del Cuaternario, con abundante fauna fósil. LIG de pequeña superficie, pero presenta alta diversidad geológica.