Descripción

Edificio hidromagmático, con casi 300 m de altura, más de 2 km de diámetro basal y un cráter anular de unos 1238 m de diámetro. El edificio volcánico está constituido por una potente serie de oleadas piroclásticas, que de muro a techo evolucionan desde oleadas húmedas a oleadas secas, mostrando todos los rasgos característicos de este tipo de depósitos volcánicos. Son abundantes las estructuras de impacto, las dunas y antidunas, los canales en U, estratificaciones cruzadas, el lapilli acrecional, las escorias armadas, slumps y rizaduras, mostrando en general estructuras laminares acusadas. No existen, sin embargo materiales magmáticos a techo de la secuencia, a diferencia de lo que ocurre en muchos otros edificios surtseyanos de Canarias, lo que indica una actividad hidromagmática hasta el fin de la erupción. El cono está afectado por procesos de erosión marina, que generan una cueva litoral de gran desarrollo longitudinal y una acantilado que constituye un excelente afloramiento de la secuencia eruptiva completa.

Este LIG tiene un interés principal de tipo volcanológico, además de geomorfológico, petrológico y estratigráfico. Constituye uno de los edificios hidromagmáticos más emblemáticos de Canarias, pues representa la edificación de este tipo de mayor envergadura, alberga el cráter anular de mayor diámetro de las islas. Es un excelente lugar para explicar la secuencia de formación de un edificio hidromagmático.